Gonzalo Rodríguez Cordero

De Wikieta

Miembro del comando Mangui o robacoches de ETA, cuenta con un sangriento historial. Cumplía condena en prisión por 24 asesinatos, entre ellos el del niño Luis Delgado o el perpetrado en la plaza de la Cruz Verde de Madrid en el que murieron cuatro militares y un radiotelegrafista civil, y resultaron heridas otras 12 personas.

Los integrantes del 'comando Robacoches' Gonzalo Rodríguez Cordero y José Gabriel Zabala Erasun sustrajeron el vehículo Opel Kadett con el que se cometió el atentado de Madrid en la noche del 4 al 5 de octubre de 1991 en Zarauz (Guipúzcoa).

Según el relato de hechos probados de la sentencia, dictada por la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia, Rodríguez Cordero y Zabala Erasun ocultaron el turismo en una lonja de Oyarzun, donde lo repintaron, cambiaron las placas de matrícula por otras falsas y lo cargaron con 40 kilos de explosivo.

Los miembros del 'robacoches' condujeron el automóvil hasta Madrid, donde lo estacionaron en las inmediaciones del Hospital La Paz. Allí fue recogido por Echeverría Martín, quien formaba parte del 'comando Madrid' junto con otros integrantes de ETA no identificados.

El 6 de febrero de 1992, los terroristas llevaron el coche bomba en hasta la confluencia de la calle Segovia con la Plaza de la Cruz Verde, de forma que obstaculizara la circulación de los vehículos por esa calle obligándoles, así, a aminorar la marcha. Echeverría y su compinche se quedaron en las cercanías. Al paso de la furgoneta militar hicieron estallar el artefacto mediante un sistema de radio control.

La explosición causó la muerte instantánea los capitanes del Ejército de Tierra Juan Antonio Núñez Sánchez, Ramón Carlos Navia Refojo y Emilio Domingo Tejedor Fuentes; del soldado Francisco Carrillo García y de Antonio Ricote Castillo, radiotelegrafista civil destinado en la Capitanía General y que viajaba con el resto de víctimas en la furgoneta militar atacada. Se produjeron además una docena de heridos, cinco de ellos graves, y daños por valor de 520.009 euros.

A las doce menos cinco minutos de la noche del martes 22 de noviembre de 1988 hizo explosión una furgoneta-bomba estacionada junto al muro exterior del edificio de la Dirección General de la Guardia Civil, en la calle Guzmán el Bueno de Madrid.

La detonación acabó con la vida del directivo de largometrajes de RTVE Jaime Bilbao y el niño de dos años Luis Delgado Villalonga. La detonación causó además heridas de diversa consideración a cuarenta y seis miembros de la Benemérita y a 42, entre ellos los padres del niño fallecido, que fueron de los más graves.

El coche para cometer el atentado fue robado por Rodríguez Cordero y entregado al comando itinerante de ETA que lideraba el sanguinario Henri Parot, que llevó a cabo la colocación final del vehículo.


Herramientas personales

sl
דומיין בעברית  דומיין  דומין  תוכנה לניהול  קשרי לקוחות  CRM, ניהול קשרי לקוחות  דומין בעברית  פורומים  ספרדית  גיבוי